Inicio Cuidados CÓMO FOTOGRAFIAR NIÑOS

CÓMO FOTOGRAFIAR NIÑOS

298
Compartir

Cuando tenemos un hijo el álbum familiar se llena de fotografías del pequeño: su primer día, baño, biberón, pasito, etc. Foto a foto podemos ver su crecimiento. Para que tengas las mejores instantáneas en este artículo te damos unos cuantos consejos para fotografiar niños.

En primer lugar tendrás que armarte de paciencia. Fotografiar niños requiere su tiempo. Si te pones muy nervioso, trasladarás tu estado a los pequeños y no hay nada más difícil que intentar controlar a un niño nervioso. Lo mejor es hacerles reír, jugar con ellos, que sea algo natural y normal. Con forzarle no consigues absolutamente nada, todo lo contrario, así que si no está por la labor en ese momento, aparca tus ganas de hacer fotografías y déjalo para otra ocasión.

ILUMINA UNA SONRISA

La luz es importante, así que si vas a hacer fotografías en interior tendrás que buscar una luz suave y utilizar teleobjetivos

cortos. Lo mejor es la luz natural y no utilizar flash. Además, el flash a los niños pequeños les asusta mucho y puede que tu sesión te ofrezca gran cantidad de fotos de tu bebé llorando. ¡Ojo con los fluorescentes!, porque las fotografías suelen quedar mal si las haces con ese tipo de luz. Si las vas a realizar en la calle puedes utilizar flash para evitar sombras.

Ponte a su altura. Si quieres tener una buena foto vas a tener que tirarte un poco al suelo, porque las mejores imágenes las obtendrás si te pones a la altura de sus ojos, no cabe duda que las expresiones de los más pequeños son lo más bonito de una instantánea, así que prepárate para mancharte un poquito si quieres conseguir esa foto tan bonita que estás esperando.

Elegir el momento para hacer fotografías también lo tienes que tener en cuenta, porque si el niño tiene hambre o sueño no va a colaborar en nada. Seguro que no vas a obtener la mejor fotografía.

ÉL Y SUS AMIGOS

Cuando hacemos fotos a los niños solemos llamarles para que miren a la cámara, pero lo hace toda la familia. Lo mejor es que sea sólo el fotógrafo el que reclame su atención. Si no lo hacemos así, mirará a todos menos a la persona que tiene la cámara. Si resulta imposible controlar a la familia para que haga caso, pues todos detrás del que tiene la cámara, seguro que así tiene todas las opciones para dirigir sus ojos hacia el objetivo.

Si lo que quieres es hacer fotos en grupo, o de tu hijo mientras juega con sus amiguitos, la mejor opción es utilizar objetivos más largos para alejarte y que salga bien, mejor un teleobjetivo que un angular. Puedes utilizar velocidades rápidas y mejor en ráfagas ¡ Y no les enseñes las fotos! Porque entonces no podrás utilizar tu cámara sin que todos se acerquen a ver cómo ha salido.

 

 

UN CONSEJO

Muchas veces la emoción de tomar una fotografía de nuestro hijo haciendo algún tipo de travesura, que nos hace gracia, nos lleva a cometer un error que dará al traste con la maravillosa instantánea que nos imaginábamos. Y ¿cuál es ese error? No es otro, que terminar con un fantástico plano de la suela de los zapatos del pequeño. Ten mucho cuidado cuando enfoques, si estás tirado en el suelo, de poner en el objetivo un plano que sea el que quieras que tome protagonismo en la foto.

 

         

TEN CUIDADO DEL ENFOQUE

Hay fotografías maravillosas para las que se utiliza el picado y el contrapicado. No te decimos que no puedas obtener una imagen graciosa si lo haces, pero ten en cuenta que si enfocas desde arriba al niño se le verá mucho más pequeño, por el contrario, si haces el contrapicado lo alargarás. Tú decides.

 

         

UN TRUCO

Si tienes que fotografiar a niños muy pequeños, lo más probable es que hayas realizado todo tipo de instantáneas con ellos tumbados, en brazos o en su sillita, ya que no se pueden sujetar por ellos mismos. Un truquito, para que te queden estupendas y parezcan de estudio, es que las hagas en la sillita del coche, pero la cubres con una sábana o una tela bonita y así parecerán las de un verdadero profesional de la fotografía.