Inicio Belleza GUAPA SIN CIRUGÍA

GUAPA SIN CIRUGÍA

113
Compartir

El paso de los años se va reflejando en nuestro rostro. La exposición a agresores externos, como el sol, el tabaco o la polución de la ciudad, entre otros, hace que aparezcan ciertos signos que marcan ese paso y hacen que el rostro parezca más envejecido. Para paliarlo, en la medida de lo posible, hay que cuidarse y para ayudarte la doctora Ana Beltrán te explica soluciones que te harán estar más bella sin cirugía.

 

 

Puedes rejuvenecer tu rostro de una manera fácil y segura con algunas técnicas que aplica la Medicina Estética y que no requieren pasar por un quirófano

 

Cumplir años es algo que debe de ser natural y bonito. Debemos estar y sentirnos en consonancia con ello, aunque hay casos en los que los signos del envejecimiento aparecen sin avisar y nos hacen plantearnos cómo podemos cuidarnos un poco más y rejuvenecer en la medida de lo posible, de la mejor y más natural de las maneras.

 

La piel y el rostro envejecen de diferentes formas. La piel suele ir perdiendo colágeno y elastina, ello hace que aparezcan las primeras arrugas. Se torna más fina y delicada, si además la tenemos deshidratada por unos malos hábitos (alimentación deficitaria, tabaco, alcohol, estrés, café…) se notará deslustrada, apagada y falta de brillo y luz.

 

Por otro lado, esta pérdida de colágeno y elastina va asociada en ocasiones a una disminución de grasa que estaba haciendo de sostén estructural en la cara, apareciendo por tanto la caída, flaccidez facial y los surcos más severos, sobre todo en los laterales de la nariz hacia la boca (surco nasogeniano). Llegado este momento, nos toca pararnos a pensar qué podemos hacer en nuestro beneficio, para rejuvenecer nuestro rostro y piel, con tratamientos de Medicina Estética, seguros y eficaces.

 

Y porque no todo es pasar por el quirófano. La Medicina Estética tiene en este terreno mucho que decir.

 

TÉCNICAS SEGURAS

 

¿Por qué elegir Medicina Estética para rejuvenecer nuestro rostro? Primero, porque somos médicos los que la ejercemos; segundo, porque evitamos las complicaciones de pasar por un quirófano (preoperatorio, anestesia, postoperatorio). Y tercero, porque todas las técnicas que empleamos son reversibles, seguras y exentas de complicaciones graves.

 

¿No os ha pasado que a veces estáis en el baño, y empezáis a estiraros de las mejillas, a hacer gestos raros para parecer más estiradas, o incluso alzáis las cejas para evitar hacer arrugas? ¡Hay que empezar a cuidarse! Las mujeres llegamos un momento en nuestra vida en la que nos miramos al espejo y pensamos…¡ahora o nunca! Y la cirugía no siempre es la solución, no estamos tan mal.

 

En definitiva, existen multitud de tratamientos y técnicas en Medicina Estética para mejorar y rejuvenecer el rostro sin cirugía. Lo más importante es ser atendidos por un buen profesional, que sepa aconsejar en cada paciente de manera particular lo que le haga falta en ese momento, acompañado de los mejores productos.

 

Tenemos que envejecer y rejuvenecer con naturalidad y belleza, y en nuestra consulta de Medicina Estética lo primero es respetar la naturalidad de cada rostro e individualizar cada tratamiento, sólo así conseguiremos resultados satisfactorios.

 

Dra. Ana Beltrán. Especialista en Medicina Estética. www.doctorabeltranperez.com

Foto: Shutterstock