Inicio BEBE Los 8 problemas de piel más frecuentes en niños

Los 8 problemas de piel más frecuentes en niños

63
Compartir
La piel del bebé es muy delicada.Foto: Shutterstock
La piel del bebé es muy delicada. Foto: Shutterstock

La piel está recubierta por una grasa blanquecina que se llama unto sebáceo, que le da protección a ésta y es segregada por las glándulas sebáceas.  Por todo ello, el cuidado de la piel requiere una limpieza suave, con productos de ph neutro, sin tóxicos, ni abrasivos, como los parabenos. Y usar cremas especiales hidratantes y de protección solar.

Al nacimiento la piel es muy blanda y suave. Se produce una descamación entre las 18 y 30 horas post parto. Es muy frecuente y fisiológico un color violeta en labios, pies y manos posterior al llanto o al frío. Se le conoce como acrocianosis. También es normal la llamada lívedo reticularis, que es una piel moteada azulada especialmente en tronco y extremidades por dilatación de los capilares ante el frío y se mantiene hasta que vuelve el calor a la zona; es bueno reconocerlo para no alarmarse.

Los recién nacidos tienen mucho riesgo de sufrir enfermedades de piel y gran poder de absorción de las cremas

La piel de los niños es distinta de la de los adultos. Concretamente la del recién nacido es un 50% más delgada, con lo cual es mucho más sensible y exige cuidados especiales. Los recién nacidos tienen mucho riesgo de sufrir enfermedades cutáneas y gran poder de absorción de las cremas, por lo que pequeñas cantidades bastará, a los prematuros esto les afecta en mayor proporción.

1 Dermatitis del pañal

Posiblemente la patología cutánea más frecuente antes de los 15 meses de vida. Principalmente producida por el uso de pañales. Sea cual sea su tipo. Las lesiones consisten en una inflamación aguda de la piel con enrojecimiento y heridas, en ocasiones sangrantes en las zonas que ocupa el pañal. Conviene hacer cambios constantes del pañal e intentar usar los llamados picos de algodón de toda la vida. Al bebe se le lavará con agua y jabón de ph neutro en cada cambio de pañal. Evitar el uso de toallitas y secar con toalla de algodón. Es frecuente la infección por cándidas ante la cual conviene usar cremas anti hongos.

Los objetivos principales para prevenir y tratar la dermatitis serian: evitar la humedad; proteger la piel con un poco de crema hidratante para intentar evitar infecciones.

La mayoría de las veces es suficiente cambiar el pañal frecuentemente, lavar y limpiar con un paño húmedo. Y si se usan toallitas de bebé que sean sin perfumes. Se debe intentar que el culito esté al aire libre. No hay que abusar de la limpieza, pues el exceso de fricción puede provocar irritación.  A veces hay infección bacteriana que requiere uso de pomadas antibióticas.

2 Dermatitis atópica

Afecta a cerca del 20% de los niños. También se conoce como eccema. Se manifiesta mediante la aparición del picor, repetición de brotes que van y vienen. Posee diversos grados de afectación desde leves y muy limitados a una gran afectación que lleva al niño a tener que evitar muchas de sus actividades diarias, incluido asistir al colegio. Destaca por su picor causando grandes molestias al que lo padece. El niño tiende a rascarse y a provocar heridas e infecciones.

Es básica para el tratamiento la buena higiene de la piel. Usar cremas hidratantes especiales, cremas emolientes, baños y cremas corticoideas. Es muy importante tener la piel hidratada después del baño para lo cual se precisa aplicar una crema emoliente muy densa al menos de 3 a 5 minutos después del baño. Se recomienda que el baño no dure más de 7 o 9 minutos para evitar perder lípidos cutáneos. Así mismo evitar el agua excesivamente caliente y especialmente evitar los baños de espuma. A veces ayuda añadir un par de cucharadas de sal de mesa y muy recomendable el uso de baños ocasionales con un poco de Maizena.  Por todo ello es muy importante evitar el exceso de calor y reducir la transpiración evitando abrigar mucho a los niños en invierno y dejando transpirar el sudor en verano.

La natación sería un deporte muy bueno para los niños. Aunque mejor con aguas saladas que cloradas. Y siempre que salgan ducha de agua del grifo. Es recomendable usar tejidos de algodón, suaves. Tener cuidado en el suavizante de la ropa y usar para ellos productos muy delicados. Evitar que se fume en el hogar pues, además, está especialmente relacionada con el asma; otras veces con el consumo de algunos alimentos, lo que requiere un estudio dirigido por el especialista.

Por todo ello y, como hemos comentado, por el gran poder de absorción de la piel de los niños, y dependiendo de su edad y tamaño, se debe tener muchísimo cuidado en el uso de las pomadas corticoideas. Sin, por ello, tenerlas miedo, porque son imprescindibles para el tratamiento.

Hoy en día está el estudio el posible uso de probióticos para tratar esta patología.

3 Sudamina

Es una inflamación en las glándulas sudoríparas. Y se da más frecuentemente en los recién nacidos, por la inmadurez del cuerpo para el control de la temperatura y el sudor. Se presenta como una especie de manchas rojizas muy pequeñas y desaparecen espontáneamente.

4 Acné de recién nacido

Son lesiones en la cara del lactante por estímulo de las glándulas sebáceas y se resuelve generalmente con una limpieza a base de agua y jabón de ph neutro.

5 Eritema toxico del recién nacido

Consiste en una lesión de la piel, benigna, que no produce picor y que desaparece en poco tiempo. Son de diversos tipos y pueden aparecer en cualquier región del cuerpo, aunque especialmente las vemos en la cara y el tronco. Pueden aparecer durante las dos semanas siguientes al nacimiento.

6 Dermatitis seborreica

Es una patología muy frecuente, en ocasiones duradera, que afecta principalmente al cuero cabelludo, las orejas, la cara. Se produce una descamación aceitosa con enrojecimiento. Suele presentarse con una dermatitis conocida como costra láctea para la que se usan vaselinas y aceites.

7 Dermatitis de contacto

Lesión irritativa producida por el contacto con cualquier sustancia o por alergia adquirida a sustancias sensibilizantes. Por ejemplo, jabones, detergentes, espumas de baño, alimentos, flores, plantas, joyas, calcomanías, etc. Es muy frecuente en pequeñines lesiones en los labios y zonas cercanas, por la costumbre de chuparse los labios con la lengua.

8 Otras lesiones provocadas por enfermedades de la piel

Estas son enfermedades más importantes, que requieren una atención más especializada, en este caso el dermatólogo. Soriasis, vitíligo, tiña, pitiriasis, líquen, ictiosis, lupus, etc. para lo cual es muy importante identificarlas desde que aparecen.

 

Dr. Francisco Pozo Priego

Director médico de Policlinica Longares

www.policlinicalongares.es