Inicio MUJER ¿Sabes cómo usar la copa menstrual?

¿Sabes cómo usar la copa menstrual?

29
Compartir
Copa menstrual. Foto: Pixabay
Copa menstrual. Foto: Pixabay

Muchas mujeres, ante el desconocimiento, no acaban de animarse a utilizar la copa menstrual. Para resolver las dudas que todas tenemos sobre este tema, he preguntado a Patricia Frauca, farmacéutica creadora de @lafarmasiola, un perfil de Instagram dedicado a facilitar información sobre diversos temas, entre ellos la salud femenina.

¿Qué ventajas tiene usarla?

La copa menstrual tiene múltiples ventajas, entre ellas que es respetuosa con el entorno vaginal (microbiota) y con el entorno natural (nuestro planeta), puesto que puede durar hasta 10 años, y la silicona se degrada mucho antes que el plástico convencional. La copa es higiénica, al contrario de lo que muchas piensan, sólo es necesario lavarla con un jabón íntimo adaptado a esa zona. Una vez que uno se acostumbra, es muy fácil de utilizar.

Este objeto de higiene menstrual es más saludable que los tampones y respetuoso con la fertilidad de la mujer. Dado que carece de químicos, evitamos el famoso “síndrome del Shock Tóxico”, alergias, infecciones (no olvidemos que los tampones se componen de algodón, que “chupan” todo lo que hay dentro de la vagina y fuera, y se convierten en un caldo de cultivo perfecto, que puede hasta afectar a la fertilidad).

Por último, es compatible con los métodos naturales de planificación familiar. Algo muy importante que recomiendo es que el último día de regla, se deje de usar (ese día apenas se mancha y es cuando es importante controlar la sensación vulvar y la secreción, para reconocer el comienzo de la fase fértil, con la copa sería imposible saber esto).

¿Qué inconvenientes puede haber?

La mayor desventaja que le veo es que se tarda entre 1 y 3 ciclos en acostumbrarse a utilizarla. Hay que saber colocarla y si no, puede haber fugas, además de tener que introducirla en la vagina, que a muchas mujeres no les gusta. La inversión económica inicial, además, es un poco mayor comparada con lo que cuesta un paquete de tampones convencional.

Las copas menstruales son muy saludables y respetuosas con la fertilidad de la mujer

¿Cómo escoger la talla más adecuada?

Suele ir acorde con la edad y depende de si se han tenido partos vía vaginal o no. Mi recomendación siempre es, que, si es menor de 25 y no ha tenido relaciones sexuales, la talla pequeña. Si es mayor de 25 y ha tenido relaciones, o hijos vía cesárea, la talla mediana y si ha tenido hijos vía vaginal, la talla grande. De todas formas, en las páginas web de las marcas suelen indicar bastante bien este aspecto.

¿Cómo se usa? ¿Es fácil de quitar y de poner?

Hay múltiples tutoriales en youtube sobre las maneras de colocar la copa. Hay que doblarla y simplemente introducir. La dificultad es la misma que con los tampones: estar relajada para que entre sin problemas. Para quitarla, simplemente hay que romper el vacío presionando la base de la copa, girarla y sacarla.

¿Cómo saber que está bien colocada?

Siempre recomiendo presionar la copa hacia el lado de la espalda para asegurarse el vacío correcto (en mi Instagram @lafarmasiola hay imágenes gráficas de cómo hacerlo).

¿De qué material está hecha?

El material es de silicona de grado médico, por lo que se minimizan las alergias y se aumenta la higiene.

¿Es mejor transparente o de color?

Eso es indiferente. Para gustos los colores. La transparente va a parecer que está más marronácea que las de color, pero eso no significa que no esté limpia.

 

Eva Corujo, farmacéutica experta en Métodos de Conocimiento de la Fertilidad www.letyourselves.com