Inicio Belleza ¿PARA QUÉ SIRVEN LOS ACEITES ESENCIALES?

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS ACEITES ESENCIALES?

105
Compartir

El oro de las plantas es un lujo al alcance de todas aquellas mujeres que, a cualquier edad, desean estar bellas de un modo natural y sencillo. De la mano de Clarins vamos a conocer lo que estos aceites esenciales aportan a tu belleza y bienestar. Ese oro natural para tu belleza con el que sentirás una verdadera princesa.

 

Los aceites 100% puros extractos de plantas son el resultado de una sutil alquimia de extractos de plantas y de aceites esenciales que aportan tanto sus propiedades tratantes como olfativas, los efectos beneficiosos de la fitoterapia y de la aromaterapia. Nos acercan a la naturaleza y a la autenticidad,  para poder sentirte bella de un modo natural y sencillo.

ADIÓS A LOS DESEQUILIBRIOS

Cada tipo de piel (normal, mixta, grasa, seca) posee sus especificidades y su capacidad para defenderse; sin embargo, todas pueden estar sometidas a desequilibrios temporales: deshidratación, exceso de sebo, rojeces, pérdida de tonicidad y de resplandor, los cuales se deben a las agresiones externas, al estrés o a los cambios de estación.

Los aceites esenciales son los mejores antídotos contra los humores de la piel. Devuelven naturalmente a la piel los medios para “recuperarse” y recobrar su equilibrio original. Dado que son muy finos y la piel los absorbe rápidamente y que son 100% puros extractos de plantas, constituyen una fuente de bienestar para la piel; le aportan con abundancia las acciones beneficiosas naturales y la dejan extraordinariamente suave al tacto, sin dejarla grasa. Se utilizan como tratamiento intensivo durante tres semanas, mientras la piel se renueva.

Más allá de sus propiedades tratantes, gracias a las excepcionales y reconocidas propiedades aromáticas de los aceites esenciales sobre el estado de ánimo, los Aceites esenciales reconfortan y aportan serenidad.

 

CÓMO DEBES USARLO EN TU ROSTRO, CUELLO Y ESCOTE

+ Utilización exclusiva en la noche

Depositar en el cuenco de la mano unas cuantas gotas de aceite extraidas con la pipeta (dos gotas bastan para el rostro y otras dos para el cuello y el escote), seguidamente calentar el aceite entre las manos. Aspirar profundamente para aprovechar las propiedades aromáticas de los aceites esenciales.

Aplicar en el rostro y el cuello desmaquillados y aún húmedos. Realizar presiones sostenidas en el rostro, con las manos extendidas, desde el centro hacia los lados, para favorecer el drenaje. Descender hacia el cuello  el escote.

Para un tratamiento más relajante, extraer la totalidad de una pipeta de aceite para aplicar de la misma manera en el rostro, el cuello y el escote. Seguidamente, absorber suavemente el excedente, sin frotar, con un pañuelito de papel

+ Como complemento de un tatamiento de noche habitual

Aplicar unas cuantas gotas de aceite –previamente calentado entre las manos- en el rostro, el cuello y el escote aún húmedos con la loción tónica y efectuar presiones sostenidas con las manos. Seguidamente, aplicar el tratamiento de noche habitual.

+ Combinado con una mascarilla

Aplicar entre 6 y 8 gotas de aceite -previamente calentado entre las manos- entre el rostro, cuello y escote como en las otras ocasiones . Posteriormente aplicar la mascarilla y dejar actuar. Enjuagar o retirar el excedente con un disco de algodón impregnado de loción.

Otra posibilidad; mezclar directamente el aceite con la mascarilla antes de la aplicación

Fuente:http://www.clarins.es