Inicio Cuidados ¿Por qué tu hijo debe usar calzado Biomecanics?

¿Por qué tu hijo debe usar calzado Biomecanics?

1025
Compartir

¿Por qué tu hijo debe usar calzado Biomecanics?

Avalados por pediatras y profesionales infantiles, el calzado de Biomecanics es totalmente adecuado para cada etapa de su desarrollo, proporcionando al peque comodidad y, sobre todo, salud.

Biomecanis lleva veinte años trabajando junto al Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y colaborando con la Asociación Española de Pediatría, por ello sabemos que calzan correctamente al bebé y al niño, lo que repercute en su desarrollo de forma muy positiva.

Y decimos que repercute de esa forma porque, cuando el bebé comienza a gatear y al dar sus primeros pasos, el calzado ya no es un mero adorno, sino que se convierte en algo fundamental para su propio desarrollo. El IBV ha estudiado en profundidad, combinando conocimientos provenientes de la biomecánica, la ergonomía o la ingeniería emocional, y fruto de ese estudio en 1996 nacía Biomecanics, con un objetivo muy claro: poder fabricar un zapato que se adaptase a las necesidades de los pies de los más pequeños desde la etapa de gateo a la etapa de marcha. Ahora disponible en las distintas líneas de la marca: Biogateo, Bioevolution y también una línea colegial. Todo lo que tu hijo puede necesitar.

A cada etapa, su zapato

                

En Biomecanics saben muy bien que cada niño y en cada edad se necesita un zapato concreto, por eso cubren todas las necesidad de los pies de los peques, desde la etapa del gateo, con su línea Biogateo, que da seguridad y estimula al niño en ese momento, incluso en sus primeros pasos, donde necesita de unas condiciones que le permitan caminar como si fuera descalzo, hasta la etapa de la marcha, con Bioevolution, que presenta una horma que, además de cambiar de tamaño, también cambia la forma para talla, la holgura en puntera y empeine y hace que los dedos y los pies estén correctamente en esta etapa de crecimiento.

        

4 razones para usar Biomecanics en el ‘cole’

El pie de los peques no deja de crecer y evolucionar contantemente, para que en cada momento sus pies se desarrollen perfectamente y se sientan cómodos, Biomecanics tiene una línea de zapatos colegiales altamente tecnologícos, que pasan todos los test para elegir un buen calzado, de pediatras y papás. Sólo tienes que ver si cumple las cuatro máximas que se le pide a un buen calzado para en el ‘cole’.

1 Ha de ser cómodo y flexible, y eso lo comprobaréis porque el niño se siente cómodo con él. Eso sí, al comprarlo comprueba que los dos pies se ajusten bien, porque puede haber pequeñas variaciones entre uno y otro. Para que sepas si es flexible, solo coge el zapato y dóblalo de tal manera que lleves la puntera hacia el talón y se flexione sin problemas.

2 Debes comprobar bien el largo del zapato si quieres que tu hijo se sienta cómodo, para ello con el pulgar busca su dedo más largo (por lo general, el gordo o el segundo), y debe quedar diez milímetros entre éste y la puntera para los bebés y quince para el resto. Biomecanics tiene modelos que se adecuan a las necesidades de los pies de los niños en cada etapa de crecimiento.

                                 

3 Debe adaptarse perfectamente al pie del pequeño. Te habrás fijado que los peques tienen la planta del pie mucho más ancha y muchos, hasta los 2-3 años tienen el empeine gordito como los bebés. Biomecanics te ofrece una horma de zapato que se adapta al pie de cada niño, para lo que debes comprobar que el zapato entra en el piececito a la primera sin necesidad de calzador.

4 Que tenga máxima transpirabilidad. Hay que evitar que el pie sude, por eso necesitamos que el calzado tenga máxima transpirabilidad y se consigue si el calzado es de piel, como los Biomecanics.

Más información: https//www.biomecanics.com/es/