Inicio BEBE Fundación Cris contra el Cáncer

Fundación Cris contra el Cáncer

132
Compartir

La familia de un niño que superó una leucemia homenajea a la Natural Killer, la célula que mata al cáncer

“Gracias al trasplante de médula ósea que recibió Noé en el Hospital la Paz donde está la Unidad CRIS de Terapias Avanzadas, cumplirá este año 14 años”, dice Natalia, la madre
de Noé.
En agradecimiento a la investigación, esta familia ha creado una pulsera y un collar de plata cuyos beneficios serán donados a los proyectos de cáncer infantil que lleva a cabo CRIS contra el cáncer:
Las joyas se pueden adquirir en el siguiente link:
Hace cinco años, cuando tenía 9, Noé fue diagnosticado con una leucemia
linfoblástica aguda. Gracias a la investigación y al buen hacer del equipo de la
Unidad CRIS de Investigación y Terapias Avanzadas en Cáncer Infantil del
Hospital La Paz , que lidera el Dr. Antonio Pérez, Noé cumplirá 14 años este
año. En agradecimiento a la gran labor de este equipo, la madre de Noé,
Natalia, ha querido apoyar a los proyectos de investigación en cáncer infantil
que lleva a cabo CRIS contra el cáncer creando una joya solidaria.
“La nuestra es sólo una historia más y el objetivo de CRIS contra el cáncer
es llegar al éxito en el 100% de los casos.
Con gran cariño hemos diseñado
la Joya CRIS, con la que todos podemos ayudar en esta lucha regalando
investigación y esperanza”, dice Natalia, madre de Noé.
La joya representa un tipo de célula del sistema inmunitario, la célula NK
(Natural Killer), protagonista de algunas de las terapias más emblemáticas
de los grupos de investigación de CRIS contra el cáncer, especialmente la
Unidad CRIS de Investigación en tumores hematológicos del
Hospital 12 de Octubre y la Unidad CRIS de Investigación Terapias Avanzadas en Cáncer
Infantil. De esta forma, la familia de Noe quiere representar la esperanza en
el camino a la cura del cáncer al elegir una célula NK. Estas están especializadas en la detección y destrucción de cualquier célula que presente características anormales, como células infectadas por virus y celular tumorales. Ambas unidades de CRIS contra el cáncer
son pioneras en España en el uso en pacientes de este tipo de células como refuerzos a la hora de combatir el cáncer de los pacientes. Son las células que se utilizaron en los primeros ensayos de la terapia celular del Dr. Antonio Pérez para tratar a niños como
Noé, con leucemia aguda o que no responden a ningún tratamiento.
Hoy, ambos grupos trabajan para mejorar las terapias con Natural Killer, y
están aplicando los avances más punteros para llegar a un mayor número
de pacientes y hacerlas más efectivas y seguras.
“Por lo tanto, el tratamiento con Natural Killer ha ido creciendo en la misma
medida que lo ha hecho CRIS contra el cáncer y representan lo que somos
actualmente. De una promesa inicial, se han convertido en una realidad con
potencial para cambiar el tratamiento del cáncer y la vida de los pacientes”,
explica Marta Cardona, directora de CRIS contra el cáncer y añade: “quiero
expresar mi gran agradecimiento a Natalia y Noé por poner en marcha esta
iniciativa que son las que hacen que CRIS pueda seguir investigando, la
investigación vida”.
Todos los beneficios de esta joya irán destinados a los proyectos de
investigación en cáncer infantil que lleva a cabo CRIS contra el cáncer.

Sobre CRIS contra el cáncer.

La fundación CRIS contra el cáncer es una organización independiente nacida hace
10 años, sin ánimo de lucro y dedicada exclusivamente al fomento y desarrollo de la
investigación para acabar con el cáncer. Actualmente está financiando 13 proyectos
de investigación de cáncer adulto y pediátrico en España, Francia y Reino Unido.
Cuenta también con potentes convocatorias de impulso de carreras de
investigadores brillantes en centros de excelencia, con un programa de becas de
formación de investigadores en instituciones de gran prestigio internacional y
recientemente lanzaba el Fondo CRIS Investigación Covid y Cáncer (www.criscancer.org/covid19) para financiar tres proyectos extraordinarios
relacionados con ambas enfermedades elevando su compromiso ante la pandemia
sin desatender su compromiso principal con la investigación de cáncer.