Inicio MUJER ¿Sabes cuál es tu sujetador ideal?

¿Sabes cuál es tu sujetador ideal?

13
Compartir
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Pecho pequeño, grande, bajo, alto, redondo, picudo…, hay para todos los gustos. Encontrar un sujetador que garantice una buena sujeción del pecho es un acto único para cada mujer, sobre todo si queremos que cumplan a la perfección con su propósito

Para garantizar una buena sujeción del pecho y evitar problemas de salud, como dolores de espalda, es especial escoger el modelo y talla de sujetador perfecto para cada mujer. Y, ¿cuál es?… Sigue leyendo, que te lo vamos a contar.

Elegir un buen sujetador es fundamental, más allá de un factor estético, ya que entra en juego la salud y la correcta posición de la espalda, pero pocas son las mujeres que conocen realmente la talla de su pecho y el sujetador que más se ajusta a sus necesidades.

Los expertos aseguran que para encontrar el modelo perfecto es necesario tener en cuenta dos factores: conocer las medidas exactas del pecho y comprar el sujetador óptimo para cada mujer en el momento adecuado ya que el pecho va sufriendo cambios a lo largo de la vida. Los especialistas de la Clínica Opción Médica, nos dan las claves para encontrar ese sujetador que se va a ajustar a nuestro cuerpo como una segunda piel y que va a tener las propiedades que necesitamos.

El reconocido equipo de cirujanos plásticos de Clínica Opción Médica, además recomienda no usar aros, ya que un apoyo sólido continuado produce un decúbito sobre el surco mamario, ni los famosos sujetadores push up, ya que deforman el poco inferior del pecho.

Acudir a una tienda especializada permite a la mujer poder recibir consejo profesional para una buena elección.

El sujetador debe ser cómodo y adaptarse a la forma del pecho y contorno de espalda

 

¿Cómo encontrar el sujetador perfecto?

Para acertar con la talla hay que tener en cuenta dos conceptos: contorno y copa. El contorno se mide colocando un metro por debajo del pecho, midiendo el perímetro y sumándole 15. El valor obtenido es lo que corresponde a la 80, 85, 90, 95,,, La copa equivale a una letra: A, B, C, D, E,… y se mide colocando el metro de forma horizontal entre ambas areolas y rodeando toda la espalda. A este valor se le debe restar el número del contorno. El resultado, generalmente, estará entre 12 y 30. El valor obtenido corresponderá a una letra:

Entre 12-14 corresponde a Copa A

Entre 14-16 corresponde a Copa B

Entre 16-18 corresponde a Copa C

Entre 18-20 corresponde a Copa D

Entre 20-22 corresponde a Copa E y así sucesivamente

Lo que tienes que tener en cuenta

Una vez sabemos la talla correcta y completa debemos contemplar otros factores a la hora de elegir un buen modelo, que nos indican los especialistas de Clínica Opción Médica:

  • Hay que revisar las medidas con frecuencia ya que el cuerpo va cambiando con la edad y el pecho también. Antes de ir a comprar sujetadores hay que repasar las dos medidas del pecho.
  • La principal función del sujetador, como su propio nombre indica, es sujetar y para ello debemos darle gran importancia al ancho del tirante, los tejidos y el tipo de aro, más que a la estética.
  • Cuando la mujer se encuentra ovulando o con la regla no debe comprarse un sujetador ya que el pecho aumenta de tamaño y la talla puede variar.
  • El sujetador debe ser cómodo y adaptarse a la forma del pecho y contorno de espalda, por lo tanto, no debe apretar, ni debe dejar nunca marcas.
  • Por la espalda el tirante no tiene que quedar más debajo de la línea baja del pecho, ni dejar marca en los hombros.
  • En el caso de llevar aro no tiene que estar pegado al tórax, no puede encontrarse despegado o invadiendo el pecho.
  • En un pecho grande el tirante debe ser más ancho para conseguir una mayor sujeción.
  • Para encontrar el sujetador idóneo hay que tener en cuenta cada circunstancia. Debemos adaptarnos en la lactancia, tras una intervención de pecho, para la práctica de deporte, …. Debe encontrarse un modelo adecuado en cada situación.
  • Cada marca diseña sus propios modelos y tiene sus propias tallas, por lo tanto, hay que probar siempre antes de comprar.
  • Hay que buscar siempre la comodidad y escoger el diseño que corresponde a las necesidades de cada una.

* Fuente: Clínica Opción Médica