Inicio Salud PIES DE ENSUEÑO

PIES DE ENSUEÑO

183
Compartir
shutterstock 80586181

Llega la primavera! hay que desterrar las botas y los zapatos cerrados. Las sandalias son el futuro. Y tus pies, ¿están a la altura? Durante estos meses de frío has dejado un poco de lado su cuidado y ahora no te atreves a mirarlos. No te preocupes, te vamos a dar unos consejos para que tus pies luzcan de ensueño.

No necesitas más que un poco de tiempo para mimarlos. Claro que según tu presupuesto puedes utilizar productos y herramientas que te ayuden a mejorar su aspecto, pero lo fundamental es que quieras prestar un poco de atención a esa parte del cuerpo tan importante. Nos sujetan durante horas al día, nos permiten caminar, soportan nuestros kilos de más. ¿No merecen un poquito de atención?

 

Pues, manos a la obra:

 

1 Durezas fuera

Tanto tiempo han estado encerrados tus pies, que seguro que presentarán algunas durezas, sobre todo en zonas de roce. Las sandalias son unas chivatas de las durezas, así que lo primero que tienes que hacer es eliminarlas. Para empezar lo mejor es un baño tibio en el que puedes emplear algún tipo de sales que tengas por casa e incluso le puedes poner una rodaja de limón para descongestionar. Después del baño tus pies están preparados para que le pases la piedra pómez o una lima elétrica, hay algunas muy buenas en el mercado que ayudan a exfoliar y eliminar rápidamente las durezas.

2 Hidrata tus pies

Ahora toca ‘mimar’ tus pies, una inmersión emoliente, una mascarilla, un suave masaje, todo para ofrecer una suavidad extra. Aquí puedes actuar según tu presupuesto, porque en el mercado hay un considerable número de productos que te van a ayudar a conseguir los resultados más óptimos, desde cremas, exfoliantes e incluso calcetines ultrahidratantes con una mezcla de productos que ayudarán a conseguir que tus pies esté realmente suaves.

3 Tus uñas perfectas

Ha llegado el momento de las uñas. Utiliza algún tipo de aceite o crema específico para reblandecer las cutículas y apartarlas con un palito de naranjo. Ten en cuenta que estás trabajando en una zona propensa a las infecciones, así que mucho cuidado, no cortes, sólo apártalas con el palito de naranjo. Y a cortar las uñas, mejor con cortaúñas y cuadradas. Redondea con la lima a los lados.

4 Pon color

La utilización de laca de uñas es muy personal, así que depende de lo que más te guste, un tono neutro, si te gusta pasar desapercibida, oscuros, que queda muy bien en los pies, o si quieres romper moldes, ahora tienes a tu disposición un arco iris de colores que llevar a tus pies.