Inicio Niños Nanas que inspiran sueños

Nanas que inspiran sueños

42
Compartir
David Cantero, de Funambulista, en la presentación de las Nanas Nutribén.
David Cantero, de Funambulista, en la presentación de las Nanas Nutribén.

Ya sabemos lo de que “la música amansa las fieras” es un topicazo, pero que para que un bebé se duerma todos hemos cantado alguna que otra nana, tradicional o inventada, porque hay para todo. Ahora Nutribén te propone que cantes una bonita canción de cuna de la mano de Diego Cantero, compositor del grupo Funambulista.

En la presentación de cuatro canciones de cuna, Diego Cantero nos contó que la idea surgió al cantarle una nana a su hija: “eso de viene el lobo” me dejó pensando que deberíamos cantar con una letra distinta. Y de ahí surgen estas cuatro canciones, que van a gustar a toda la familia.

“Me recuerda tanto a ti”, es la nana de los abuelos

“Aprendo a jugar”, la nana de los padres

 “La nana del viento”, es la de las madres

 ”Mi hermano pequeño” es la nana de los hermanos

Son las cuatro canciones de cuna que ha compuesto Diego Cantero, con un extraordinario poder para relajar a los bebés y conseguir que duerman plácidamente, porque es lo que tienen estas canciones, un poder especial debido a su ritmo monótono y suave y, como no, sus rimas, que consiguen una sonoridad extraordinaria.

.Musicoterapia infantil

Considerada como el lenguaje más universal, la música es tremendamente importante en el desarrollo integran del niño, tanto de su personalidad como de otras facultades que son innatas en el ser humano.

Los niños están en contacto incluso antes de nacer con la música, con los sonidos del ambiente que le rodea, de la madre, el padre… el bebé se desarrolla en un entorno sonoro diverso y complejo, por lo que la educación musical puede comenzar desde incluso antes de nacer el bebé, y puede iniciarse en el seno materno si la madre canta o escucha música.

Entre los beneficios que aporta la música a los más chiquitines está el aumento de la capacidad de memoria, atención y concentración; estimula la imaginación y los sentidos; fomenta la creatividad; produce conexión con diferentes emociones y estimula sus ganas de expresarse: también estimula la frecuencia cardiaca en el feto y produce endorfinas en las mamás; contribuye al desarrollo del oído del niño y, por último, la música permite que el bebé exprese el lenguaje de forma intuitiva y espontánea, creando una forma de comunicación que facilita el aprendizaje y mejora su vocabulario.