Inicio BEBE Mocos, tos, fiebre…S.O.S pediatra

Mocos, tos, fiebre…S.O.S pediatra

313
Compartir
En invierno la visita al pediatra es muy frecuente.
En invierno la visita al pediatra es muy frecuente. (Foto: Shutterstock)

Llega el invierno, y con él los mocos, la tos, el dolor de garganta, la fiebre, los lloros… así que la visita al pediatra está en el primer lugar de nuestra agenda de cosas imprescindibles. Y ya no vamos a salir de allí hasta que el tiempo quiera ser más benigno y darnos un poco de descanso. Nuestro pediatra nos adelanta las enfermedades más frecuentes que se ven en las consultas en estas fechas.

1 Faringoamigdalitis
Es una enfermedad inflamatoria de la faringe y amígdalas, que representa un treinta por ciento de las consultas médicas. La mayor parte de ellas son por virus, un setenta y cinco por ciento, y se curan solas, especialmente en menores de tres años de edad. La producida por bacterias (estreptococos) precisa de tratamiento antibiótico. Lo peor, la posibilidad de complicaciones, que conviene vigilar, como las otitis, sinusitis, mastoiditis, neumonías, y, a veces, glomerulonefitis. Con frecuencia las sinovitis con inflamación de articulaciones y posibilidad de cojera y dolor temporal.

2 Otitis media

Es una enfermedad muy frecuente y repetitiva en la infancia, es un motivo de consulta urgente inmediato, pues el niño llora desmesuradamente y genera gran ansiedad en los padres, a la vez que requiere mucha experiencia y atención del pediatra, para valorar el oído. El niño llora muy intensamente, está muy irritable, no se calma con facilidad, se toca los oídos, no come, o tiene vómitos.

3 Sinusitis
Es otro motivo muy frecuente de consulta y de repetición de consulta, como complicación de otras enfermedades, que se presenta con dolor de cabeza, fiebre, malestar, dolor de ojos, dificultad para respirar por la nariz, etc… suele requerir tratamiento con antibiótico, y/ o aerosoles y, a veces, derivar al especialista otorrino. Consiste en una infección o inflamación de la mucosa de los senos paranasales, suele iniciarse por contacto con distintos virus. Del uno al cinco por ciento de las infecciones de las vías aéreas en la infancia se complican con sinusitis.

4 Catarro y gripe

Son causa de ingreso hospitalario en menores de un año de edad. El catarro es una patología benigna, pero en menores de seis meses presentan grandes complicaciones, pues respiran por vía nasal. La gripe en niños es más grave y puede tener complicaciones importantes, y requiere vigilancia por el pediatra. Se transmite por secreciones respiratorias, y los síntomas son fiebre, dolor de cabeza, malestar, dolor de garganta, decaimiento, falta de fuerzas, dolores musculares y tos. Es una de las principales causas de demanda de atención medica y de no asistencia a clase, y de los papás al trabajo para cuidarlos.

Dr. Francisco Pozo. Director Médico Policlínica Longares