Inicio Cuidados Fiebre

Fiebre

340
Compartir
97121046 wide

¿QUÉ ES LA FIEBRE?

La fiebre consiste en la elevación de la temperatura axilar por encima de 37’5° C ó de 38° C si se toma rectal. No decida que su hijo tiene fiebre poniéndole la mano sobre la frente, use el termómetro.

 

QUÉ DEBO HACER HASTA CONSULTAR CON MI PEDIATRA?

-Mantenga una temperatura ambiental agradable. No le ponga mucha ropa al niño.

-Un niño con fiebre debe tomar abundantes líquidos. Ofrézcale líquidos azucarados sin forzarle.

-Controle la temperatura y trate la fiebre (si el niño está molesto) con antitérmicos a las dosis recomendadas respetando los intervalos entre las mismas.

-Los baños o las compresas con agua templada disminuyen la fiebre durante muy poco tiempo. Sólo deben utilizarse para ayudar a los antitérmicos. Nunca ponga al niño compresas de alcohol ni de agua fría.

CUANDO DEBO CONSULTAR INMEDIATAMENTE?

•Si el niño tiene menos de 3 meses de edad.

•Si el niño está adormilado, decaído, o por el contrario, muy irritable.

•Si ha presenciado una convulsión.

•Si el niño se queja de dolor de cabeza y vomita.

•Si el niño respira con dificultad.

•Si la temperatura axilar es mayor de 40’5° C.

•Cuando aparecen manchas en la piel.

CUESTIONES IMPORTANTES

•La fiebre por sí misma no es una enfermedad, sino un signo que acompaña a algunas enfermedades. No es necesario bajarla en todas las circunstancias, sólo si el niño está molesto.

‘Exceptuando a los recién nacidos, una temperatura baja no es preocupante si no se acompaña de otros síntomas

La fiebre no produce daños en el cerebro hasta que no pasa de 42° C.

Los medicamentos para bajar la fiebre (antitérmicos) no curan ni acortan la infección, sólo ayudan a que el niño se sienta mejor.

‘Los antitérmicos deben administrarse por la boca, no por vía rectal, ya que se absorben peor e imprevisiblemente.

‘No es conveniente alternar dos medicamentos para bajar la fiebre. Utilice sólo un preparado a las dosis recomendadas por su médico.

“No administre a sus hijos medicamentos sin consultar con el pediatra”

Compartir
Artículo anteriorLA TEMPERATURA
Artículo siguienteDIARREA AGUDA