Inicio Aprendizaje CONSEJOS PARA PADRES: NIÑOS DE 1-3 AÑOS

CONSEJOS PARA PADRES: NIÑOS DE 1-3 AÑOS

201
Compartir
descarga 1

ALIMENTACIÓN

-A partir del año puede ir comiendo casi todos los alimentos que sean blandos y con escasa condimentación: queso fresco, croquetas, tortilla flan, etc.

-La leche de vaca puede utilizarse a partir del año. Se aconseja continuar con la fórmula de continuación hasta los 18 meses.

 

-Las legumbres se introducen a 12- 15 meses en pequeñas cantidades en el puré de verduras, 1-2 veces por semana. Aportan hierro y ayudan a evitar el estreñimiento. Suele comenzarse por las lentejas, para continuar con garbanzos y judías.

-Alrededor de los 2 años el niño debe sentarse a la mesa con su familia.

-Como bebida se dará agua, leche y zumo natural de frutas.

Alimentos que deben consumirse

*        Fruta: diariamente (2-3 piezas).

 

•        Verdura: diariamente.

•          Leche: unos 500 ml diariamente.

•        Pan, cereales: diarian~1e

•        Arroz, pasta o patatas: diariamente.

•        Carne: 2 ó 3 veces por semana

•        Pescado: 3 ó 4 veces por semana

•        Huevos: 3 veces por semana

•        Legumbres: 2 ó 3 veces por semana

•        Aceite de oliva para cocinar

ES IMPORTANTE

-Estimule al niño a comer solo (le hará más independiente) procurando que sepa hacerlo hacia los 2 años y medio. Es normal que juegue con los alimentos.

-No confíe demasiado en la leche y en  los purés el niño tiene que aprender a masticar. Evite las chucherías y no abuse de los dulces y la sal.

-No le obligue ni le seduzca para que coma. No le riña ni le premie, no convierta las comidas en un drama. Las amenazas, promesas, caprichos y castigos relacionados con las comidas no hacen sino garantizarle la adquisición de unos malos hábitos alimentarios que no le traerán más que problemas.

-No prolongue el tiempo de las comidas; es inútil tenerlo horas sentado a la mesa.

-No es bueno preguntar al niño qué quiere para comer, todavía no ha madurado lo suficiente para saber lo que quiere. Los padres son los que deben saber lo que le conviene a su hijo.  Si no quiere comer, retírele el plato, no lo dude, hágalo y no ofrezca alternativas ni le . Alimentarse a uno mismo es una de las primeras responsabilidades que han de aprenderse.

Es importante mantener un horario regular de comidas.

La leche no debe ser la base de la alimentación, su aporte debe ser controlado (de unos 500 a 700 c.c. al día), para evitar que no tenga apetito para otros alimentos importantes necesarios para una alimentación equilibrada.

Las vitaminas no hacen engordar ni estimulan el apetito. Con una dieta variada se adquieren las vitaminas necesarias.

Los frutos secos pueden producir en niños menores de 3 años  atragantamiento y asfixia.