Inicio BEBE ¿Conoces qué es el síndrome boca-mano-pie?

¿Conoces qué es el síndrome boca-mano-pie?

667
Compartir
El tratamiento será sintomático. Foto: Shutterstock
El tratamiento será sintomático. Foto: Shutterstock

¿Notas que tu pequeño no ha comido bien, se encuentra distinto, algo llorón, cansado y además has visto que tiene algunos granitos rojos en la planta de los pies o de las manos o alrededor de la boca?, no te asustes, posiblemente te enfrentas al síndrome boca-mano-pie, una enfermedad leve de la que el pediatra te cuenta lo que debes saber.

 
El síndrome boca-mano-pie es una enfermedad muy frecuente entre niños pequeños que se caracteriza por ser producida por varios virus. El pronóstico suele ser leve, pero crea cierta incertidumbre entre los padres de los pequeños.

Este síndrome boca-mano-pie, es conocido entre los pediatras por sus siglas en inglés, HFMD (Hand Foot Mouth Disease) y provoca, entre otras cosas fiebre, granitos rojizos planos en piel, boca, manos y pies (no siempre todo), pérdida de apetito, les duele la boca, malestar, lloros.

Los granitos aparecen alrededor de boca o labios, lengua, manos, pies, y a veces en glúteos o genitales.

Es más frecuente de bebés hasta los 4 años de edad. Se da mucho en escuelas infantiles, pues aún no tienen protección contra los diferentes virus que causan la enfermedad, por lo que puede repetirse patología. Los niños mayores y adultos también pueden sufrir la infección.

Un proceso leve

 
Suele ser un proceso leve y de corta evolución, se recuperan en 7 o 12 días. Conviene reposo en domicilio, especialmente la primera semana, para evitar contagio y complicaciones (que a veces son importantes, con cuadros neurológicos como meningitis, etc, que conviene vigilar).
Es muy importante una buena higiene durante el proceso, lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y sobre todo tras la manipulación de heces del pañal, ya que la enfermedad se transmite del enfermo al sano por varias causas:  contactó directo (besos y caricias, vasos, cubiertos, juguetes, ropa, etc.), a la manipulación del cambio de pañal, estornudos, secreciones, tos, el líquido de los granitos.

Tratamiento

El tratamiento es sintomático, no hay medicación que lo cure, es para la fiebre, el malestar, las heridas en boca, y por supuesto beber muchos líquidos para evitar la deshidratación.

Y recuerda, sigue las prácticas de higiene adecuadas que te hemos contado para evitar la transmisión de la enfermedad a los demás. Y siempre, consulta con tu pediatra lo más adecuado para tu hijo.

Los granitos aparecen alrededor de boca o labios, lengua, manos, pies, y a veces en glúteos o genitales

Cuáles son los síntomas

  • Fiebre
  • Granitos rojizos planos en piel, boca, manos y pies (no siempre todo)
  • Pérdida de apetito
  • Dolor de boca, producido por llagas
  • Malestar
  • Lloros

Los síntomas no tienen que aparecer todos a la vez, algunas veces ni siquiera aparecen muchos de ellos.

¿Se puede prevenir?

No podemos hablar de prevención con una vacuna, porque no la hay, pero sí podemos hacer algunas cosas que pueden ayudarnos a disminuir el riesgo de infección con los virus que la causan.

  • Lavarse las manos con agua y jabón, sobre todo después de manipular las heces del pañal. Enseñar al niño a realizar la rutina del lavado de manos.
  • Evitar dar besos, caricias, abrazos o compartir vasos con aquellos que tengan la enfermedad.
  • Desinfectar superficies o enseres que toquen con frecuencia las personas contagiadas
  • Evita el contacto con secreciones de los granos, secreciones, tos, etc…

¡Ojo las embarazadas! 

Las mujeres embarazadas deben tener mayores precauciones frente a este síndrome, ya que si no están inmunizadas frente a los virus desencadenantes presentan riesgo de aborto espontáneo, sobre todo dentro del primer trimestre de su gestación, por lo que tendrán que consultar con sus médicos por si hay que pautar algún examen ecográfico más.

Dr. Francisco Pozo Priego. Director Médico Policlínica Longares. www.policlinicalongares.com