Inicio Salud CÓMO PORTEAR A TU BEBÉ

CÓMO PORTEAR A TU BEBÉ

155
Compartir

En el portabebés, el bebé recibe los estímulos de su entorno desde una posición de seguridad, ayudando a mejorar el desarrollo cerebral

¿Has oído hablar del porteo? Cada vez es más frecuente ver tanto a mujeres como a hombres porteando a sus hijos Y es que, poco a poco, se van conociendo estudios científicos que avalan los múltiples beneficios que tiene este sistema.

 

El porteo favorece el desarrollo de un vínculo de apego seguro. Los bebés, a los que no se les deja llorar y son atendidos en todas sus necesidades, tienen más probabilidades de desarrollar un apego seguro con su cuidador. Lejos de las afirmaciones de que el bebé se acostumbra y luego solo querrá brazos, las teorías psicológicas del apego indican que ese vínculo afectivo que se desarrolla en los primeros meses es la base para el desarrollo emocional y la construcción de su personalidad.

Aún sin conocer estas teorías, como papás percibimos que al portearlos, los bebés lloran menos, ya que se sienten seguros y acompañados; en brazos de su porteador pueden sentir el latido del corazón, establecer contacto visual (ya que el campo de visión del recién nacido es muy limitado) y sienten el movimiento, que les tranquiliza. El contacto físico es también una necesidad. 

El hecho de que se sienta seguro y tranquilo hace que el bebé duerma mejor. Como mamífero, es un mecanismo de alerta que el bebé al sentirse solo tenga despertares más frecuentes. Cualquier padre ha podido comprobar mediante su experiencia como el bebé se despierta cuando le soltamos en el carrito o en la cuna, cuando en nuestros brazos estaba plácidamente dormido.

En el portabebés, el bebé recibe los estímulos de su entorno desde una posición de seguridad, ayudando a mejorar el desarrollo cerebral. Durante los primeros meses de vida se establecen millones de conexiones neuronales, los estímulos que reciba el bebe durante esta etapa son esenciales para su desarrollo cerebral.

Portear a tu bebé es una forma de aliviar los terribles cólicos del lactante, así como ayudarle a expulsar gases y evitar reflujos. También se previenen displasias de cadera y plagiocefalias posturales (cabecitas aplanadas por estar en contacto con superficies rígidas).

Además de todas las ventajas que supone para tu bebé el portabebés es una buena herramienta para que puedas atender sus necesidades y tener las manos libres para hacer otras muchas cosas como las labores de la casa o atender a otros hijos. Además a la hora de salir a la calle es muy práctico, ya que evitas tener que superar las barreras arquitectónicas que te supone pasear con un carrito.

Si porteas a tu bebé desde el nacimiento, la relación tan estrecha que se genera al llevarle cerquita, hará que enseguida aprendas a interpretar el lenguaje y las necesidades de tu bebé y puedas darles respuesta y esto a su vez conlleva que sientas menos carga y estrés en el posparto, momento en el que estamos tan sensibles y sometidas a cambios hormonales.

El porteo se relaciona en muchos casos con la lactancia materna. Esto se debe, por un lado, a que, al tener a nuestro bebé pegado a nosotras, se favorece la secreción de determinadas hormonas relacionadas con la lactancia como son la oxitocina y la prolactina. Por otro lado, al detectar antes las señales de hambre seremos más capaces de realizar correctamente la lactancia a demanda.

Otro mito que debemos romper sin duda al hablar de porteo es el pensar que nos vaya a doler la espalda. Cuando nuestro bebé llora acabamos cogiéndolo; en el portabebés el peso se distribuye en nuestro cuerpo y, si es adecuado y está bien colocado nunca debería dolernos la espalda. Además si porteamos desde el nacimiento iremos cargando peso paulatinamente y fortaleciéndola, de forma que transcurrido un año nuestra musculatura está más desarrollada aunque el bebé pese mucho más.

Pero ¡ojo!, no todos los portabebés que hay en el mercado son ergonómicos. Por desgracia, muchos de ellos no lo son y no cumplen los requisitos para que sea cómodo tanto para los papás como para el bebé. Si quieres asegurarte de que compras un portabebés que lo sea, lo más recomendable es dirigirte a una tienda especializada. En ella encontrarás variedad de fulares, mochilas, bandoleras, etc… que cumplen con estos criterios.

 

LA POSICIÓN CORRECTA

Si te decides a portear a tu bebé deberás tener en cuenta algo importante: hazlo de forma ergonómica. Para que el portabebés sea cómodo para tu bebé y para ti debe cumplir los siguientes requisitos:

  • El bebé debe ir colocado en posición ranita, es decir, las piernas forman una M (con las rodillas por encima de la cadera) y la espalda en forma de C (posición natural de la columna del bebé). La cabeza del bebé irá “a la altura de los besos” para modificar lo mínimo nuestro centro de gravedad y que no nos duela la espalda.
  • Debe dar soporte a la cabeza, cuando es un bebé pequeño porque no puede sostenerla y, aunque sea un bebé más grande, muchas veces se dormirá.
  • No debe tener partes rígidas, debe adaptarse siempre al bebé.
  • Debe ajustarse al bebé y al porteador.
  • El peso del bebé se reparte en el cuerpo del que lo lleva, nunca debe ir colgando como si fuese un arnés.
  • Por norma general, los portabebés que permiten que el bebé se coloque mirando hacia fuera no permiten la posición ranita (ni siquiera cuando el bebé mira hacia el porteador).

BENEFICIOS DEL PORTEO

Para el bebé:

  • Favorece el desarrollo de un vínculo de apego seguro.
  • Los bebés porteados lloran menos y duermen mejor.
  • Reciben estimulación adecuada.
  • Alivia cólicos del lactante, gases y reflujos.
  • Ayuda al bebé a regular su temperatura.
  • Previene plagiocefalias y displasias de cadera.

Y para ti:

  • Estrecha la relación del bebé con su cuidador.
  • Tendrás las manos libres.
  • Evitas barreras arquitectónicas.
  • Estrecha la relación con la persona que lo portea.
  • Reduce la carga y estrés en el posparto.
  • Beneficia la lactancia.
  • Cuida de tu espalda.

 

 

TALLERES GRATUITOS EN MADRID

En El Último Koala, tienda especializada, se organizan cada dos sábados Talleres Gratuitos en los que, instructoras formadas, te asesoran sobre cómo utilizar los distintos tipos de portabebés. El último Koala está en la calle Pradillo, 10 de Madrid Tfno 91 237 23 16

info@elultimokoala.es      

 

Arantxa Pérez Sánchez. Instructora de porteo avanzado

Foto: El último Koala

 

www.elultimokoala.com