Inicio Alimentación CLAVES PARA CREAR HÁBITOS CON LA COMIDA

CLAVES PARA CREAR HÁBITOS CON LA COMIDA

194
Compartir

Crear hábitos en los niños es una de las primeras cuestiones que nos debemos plantear como padres. Es conveniente fomentarlos desde la más tierna infancia. Y si hablamos de alimentación, debemos asegurarnos que sean sistemáticamente aprendidos por el pequeño, ya que serán de suma importancia para su desarrollo.

 

No sólo es importante que esos hábitos los trabajemos para que coman de todo y bien, sino que también debemos dar cierta importancia al comportamiento a la hora de comer, que sus modales en la mesa sean los más correctos.

En principio parece tarea difícil, pero no es para tanto. La repetición nos ayudará, pero tenemos que tener claro qué es lo que debemos fijar como hábito en el pequeño y cómo llevarlo a cabo.

Los niños son grandes imitadores y su patrón más cercano es el de sus padres, ellos se fijarán en lo que hacen los adultos, por eso es tan importante que nosotros correspondamos en la medida de lo posible a no decirles algo y luego hacer lo contrario. Es tan importante nuestra actitud porque es en la primera infancia donde se moldea la personalidad del niño y es aquí donde debemos ser un referente para nuestros hijos. Porque, lo queramos o no, aquello que los estamos inclulcando perdudará.

Cuando el niño quiere participar del hábito familiar de la comida le podemos facilitar su plato y cuchara. Sentarlo a la mesa con nosotros y dejar que se maneje bajo nuestra atenta mirada. Será necesario que le ayudemos, pero pronto verás que le es más fácil conseguir comer sin apenas ayuda.

Los horarios, no sólo facilitan al niño saber qué se tiene que hacer, sino que ayudan a que sepan establecer un orden. Y a la hora de comer cobran mucha más importancia, porque podemos ayudar a que su tracto digestivo repose entre las comidas, al igual que hacemos nosotros. Dependiendo de la edad del niño, podremos hacer que se respete ese horario de comidas, que quedará fijado para el futuro.

Otro de los aspectos que tenemos que tener en cuenta es que la comida se realiza en el comedor. Sentarle solo en la cocina o en una habitación no conduce a crear esos hábitos que queremos instaurar. El niño debe asociar el comedor para alimentarse, como asocia su habitación para dormir.

DEBES TENER EN CUENTA…

  • Un truco para que tu hijo coma bien consiste en no llenarle el plato. A veces cometemos el error de llenarlo demasiado para que nuestro hijo coma muy bien y se desanima porque no hay manera de ver el plato vacío. Lo mejor es que le pongas una cantidad pequeña y le digas que si quiere más lo pida y le volverás a poner más cantidad. Así el pequeño seguramente coma mucho más que con un plato demasiado lleno.
  • Tanto niños como mayores tenemos el mismo problema, si picamos antes de comer, estamos perdidos. ya sabes, evita darle todo lo que suponga que no llegue con ganas a la mesa. Es importante que el niño esté bien alimentado y para ello debe llegar con hambre, para que coma lo que de verdad le alimenta, sano y equilibrado.
  • Cuando estamos intentando instaurar un hábito en el pequeño como es el de la comida, tenemos que tener en cuenta que van a ocurrir unos cuantos “accidentes”. No debemos regañarle si se mancha, si se le cae la comida o el vaso. Estamos aprendiendo y eso requiere tiempo. No le des más importancia, sigue con la rutina, pero aprovecha para estimularlo con cada acción que es correcta. Ofrécele cariño, apoyo, lo que constituirá un refuerzo positivo para todo lo que está haciendo bien. Además, conseguirás que tenga seguridad en sí mismo.

 

Foto: Shutterstock