Inicio Familia Campaña Solidaria de Chicco, “La felicidad va de un corazón a...

Campaña Solidaria de Chicco, “La felicidad va de un corazón a otro”

43
Compartir
Alicia Ortega, directora de Marketing de Chicco en una misión de
Alicia Ortega, directora de Marketing de Chicco en una misión de "La felicidad va de un corazón a otro".

 

El 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño. Con este leiv motiv Chicco ha dado a conocer su compromiso social, junto a la Fundación Mission Bambini, con el programa “La felicidad va de un corazón a otro”.

Desde el año 2013 Chicco está implicado en la financiación de intervenciones médicas en niños afectados por patologías cardiacas. Fundamentalmente se trabaja para dotar de formación en equipos médicos locales y en casos graves realizar la intervención quirúrgica directa.

Gracias a este programa se ha conseguido tratar a miles de niños en distintos países, ya que se ha participado en 33 misiones, en las que se han realizado 287 operaciones y se han empleado 1.187 horas para formación.  Con su ayuda Chicco ha aportado medio millón de euros que han cambiado la vida a muchos niños.

Chicco España comercializa en sus tiendas una caja regalo y una tarjeta de felicitación, cuyo importe (3€) va directo al programa solidario. Colaborar es muy fácil.

Chicco intenta mejorar la calidad de los niños que participan en el programa y sus familias.
Chicco intenta mejorar la calidad de los niños que participan en el programa y sus familias.

Programa solidario

Para que nos cuente más sobre este proyecto, hemos hablado con Alicia Ortega, directora de Marketing de Chicco, que además ha participado en una misión en Camboya.

¿En qué consiste el programa “La felicidad va de un corazón a otro”?

El programa va dirigido a dar apoyo a niños con patologías cardíacas en los países más desfavorecidos. Para ello se basa en 2 pilares.

Misiones de campo en dichos países en las que un grupo de profesionales médicos de diferentes nacionalidades analizan los casos y se hacen cargos de los de mayor dificultad.

Formación a los equipos médicos locales, de modo que esta labor tenga una sostenibilidad en el tiempo y puedan seguir realizando esta misión cuando finalice la misión.

Este programa refuerza el compromiso que Chicco tiene con el bienestar de los niños

¿Desde cuándo y en qué está ayudando Chicco?

Chicco coopera con el proyecto “La Felicidad va de un corazón a otro” en colaboración con la Fundación Mission Bambini desde 2013. En el mismo participan 10 filiales de nuestro grupo y, en concreto la filial española se sumó al programa en 2016.

Una experiencia personal

Sabemos que has participado en la experiencia del programa. ¿cómo ha sido?

En 2016 tuve la oportunidad de participar activamente en la misión que realizamos en Camboya y ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.

Poder ayudar activamente en una misión conociendo los casos de cada una de las familias, pasando tiempo con los niños antes y después de sus operaciones refuerza aún más si cabe el compromiso que Chicco tiene con el bienestar de los niños y sus familias.

Es sorprendente ver la fortaleza de esos niños a pesar de que, en muchos casos, no cuentan con apenas medios y nos hace tomar más conciencia de la importancia que cada pequeño gesto puede contribuir a darles una vida mejor.

También, es admirable ver la labor del equipo médico internacional pues dedican todo su tiempo y esfuerzo durante las misiones para que las intervenciones realizadas sean un éxito y que el equipo local adquiera formación para seguir con esta actividad una vez el equipo internacional se va.

Desde que se arrancó el programa en 2013, se han realizado 33 misiones, 287 intervenciones con éxito y se han dado 1.184 horas de formación.

Alicia Ortega, en una de las misiones en 2016.
Alicia Ortega, en una de las misiones en 2016.

¿Qué es lo que más te ha marcado?

Aunque suene a tópico, la salud es lo principal en la vida, y la contribución del programa “La Felicidad va de un corazón a otro” pone su grano de arena en estos países. Saber que ayudamos a mejorar la calidad de vida de los niños que participan en el programa y de sus familias y que, en los casos más graves, es la única oportunidad que tendrían nos llena de satisfacción como marca y como personas.

En 33 misiones se ha operado a 287 niños y formado a profesionales locales

¿Cómo se consigue mejorar la calidad de vida de los niños?

Por un lado, se analizan todos los casos. Desde el inicio del programa se han realizado 7.222 screenings y los casos de mayor dificultad se derivan a las misiones de campo que es cuando el equipo médico internacional está en los hospitales locales. En estos últimos casos, es la única oportunidad que tendrían estos niños.

Tras las operaciones, los niños se hacen seguimientos periódicos tanto por los equipos locales como por los internacionales cuando vuelven a ese hospital.

En el día Universal del Niño, ¿qué podemos hacer para mejorar la situación de la infancia?

Pues apoyarles y darles todas las herramientas necesarias en formación, sanidad e incluso productos, pero sobretodo cariño para favorecer su bienestar y su felicidad.

Chicco, junto con la Fundación Mission Bamabini, realizan el programa La Felicidad ca de un corazón a otro.
Chicco, junto con la Fundación Mission Bamabini, realizan el programa La Felicidad ca de un corazón a otro.